Imagen artículo Mapache
12/14/2017 Sin categoría

Manejar moto en tiempos lluviosos

Son numerosos los factores que el motorista debe tener en cuenta para llegar sano y salvo a su destino, incluyendo probabilidad de que cualquiera de los vehículos que le rodean cometa algún error (por acción u omisión) capaz de hacerle volar por los aires en el momento más inesperado.

Conducir una motocicleta en circunstancias normales (asfalto seco en buen estado, temperatura razonablemente alta, visibilidad suficiente…) es ya de por sí una actividad lo bastante delicada (y peligrosa,) como para tomársela a la ligera.

Pero cuando la meteorología se complica (lluvia) el peligro aumenta aún más debido a la disminución de la adherencia, esa fuerza amiga que sujeta nuestros neumáticos sobre el asfalto, obligándonos a extremar las precauciones y adaptar nuestra conducción con el objetivo de compensar en lo posible la aludida disminución.

Algunas Precauciones:

Aumentar la distancia de seguridad.

Disminuir la velocidad.

Ser mucho más “fino” y progresivo tanto al acelerar o frenar como al inclinar la moto.

Inclinar menos que en seco, lo que obliga a un paso por curva a inferior velocidad

No frenar con la moto inclinada bajo ningún concepto, sobre todo con la rueda delantera.

Usar proporcionalmente más la retención del motor y también el freno trasero para reducir la velocidad.

Procurar no acelerar, frenar o inclinar la moto sobre la pintura blanca del pavimento .

Evitar charcos o acumulaciones de agua. Si no hay más remedio debe hacerse a poca velocidad e inclinando lo menos posible.

Atención especial al trazar curvas a la sombra en condiciones de frío intenso y alta humedad.Extremar las precauciones, sobre todo al empezar a llover, porque en estas circunstancias la adherencia disminuye en mayor medida.

fuente: www.soymotero.net

Leer artículo original: https://www.soymotero.net/conduccion-en-moto-contra-la-climatologia-adversa-10093

Deja un comentario

  • Contactar a un Asesor